Nuestro aceite es un aceite de oliva virgen extra frutado con la solvencia contrastada de la denominación de origen protegida Siurana, una denominación de las primeras reconocidas en España.

Este aceite se obtiene por trituración de las aceitunas arbequinas recogidas directamente del árbol y posterior separación del jugo que se obtiene sin procedimientos químicos. Es un producto 100% natural, con el que se conservan todas sus características organolépticas.

Las aceitunas arbequinas son recogidas manualmente, y cada día se llevan a la cooperativa para ser molturadas recién recolectadas. Esto garantiza una gran calidad en el aceite, así como los rigurosos controles de los que es objeto por pertenecer a la denominación de origen protegida Siurana. Su acidez es inferior a 0’2º.

El aceite de oliva virgen extra se caracteriza por su alto contenido en vitaminas (A, D, E, F, K) y por su nivel de grasas monoinsaturadas que incentiva la reducción del colesterol, con el que previene las afecciones cardíacas y se convierte en el ingrediente principal de la rica y sana dieta mediterránea.

Se trata de uno de los mejores aceites que satisface los gustos más exigentes, tanto si se come en crudo como cocido, ya que no experimenta cambios durante su proceso de cocción y mantiene su sabor inalterable.

El aceite de oliva virgen es el que se obtiene del fruto del olivo, Olea Europea, utilizando sólo procesos mecánicos y físicos. En todos los procesos se controla la temperatura, que no debe superar los 35ºC. El aceite de oliva virgen extra es considerado de categoría superior para que se obtiene a partir de las mejores aceitunas por procedimientos mecánicos, con lo que se consigue un aceite con excelentes características organolépticas y que se puede consumir directamente con toda su aroma y sabor único.

El aceite de oliva virgen extra es un alimento ‘extra’ irremplazable en la dieta mediterránea. Conócelo más, para disfrutar mejor.

Cata del aceite Casa Amella:

Cada cosecha, tiene unas características y unas sensaciones organolépticas particulares dependiendo de la climatología del año, al igual que en el vino, y por lo tanto es diferente a las otras. A pesar de esta circunstancia las líneas generales de la catadel nuestro aceite, son las siguientes:

 

Aceite de oliva virgen extra seleccionado de la mejor cosecha, justo cuando las aceitunas mayoritariamente arbequinas, están en su punto óptimo de maduración.

El perfil organoléptico de este aceite es brillante

 

visual

Verde amarillo con destajos brillantes.

 

en nariz

El Frutado de aceituna es verde con notas maduras, muy intenso, nos recuerda a la hierba recién cortada, y se identifica tanto en la nariz como la boca. Presume de una gran diversidad de aromas vegetales secundarios, como la almendra, la alcachofa, la nuez, el hinojo, y la tomatera, entre otros. La almendra y el plátano le aportan las notas maduras que lo hacen más redondo.

 

en boca

Los toques de amargura, astringencia y picante se complementan con una dulzura muy agradable para el paladar.

 

En conjunto es un aceite muy equilibrado y armónico con unas características, bien marcadas y típicas del territorio que la denominación de origen protegida Siurana representa.

 

Nuestro aceite

Nuestro aceite, de la variedad arbequina, con DOP Siurana, es de categoría superior y los últimos años ha sido reconocido con diferentes premios. La cooperativa también envasa aceite bajo criterios de producción integrada. La cooperativa limita con el Priorat y las Garrigues, lo que otorga a las aceitunas, una condiciones climatológicas y geográficas únicas. Sin embargo, la elaboración de nuestro aceite se realiza en su totalidad a partir de procedimientos mecánicos, utilizando aceitunas que no superan las 24 horas desde su recolección, lo que asegura una alta calidad en el sabor y la cata de nuestro aceite.