Se acercan las fiestas, se acercan las comidas en familia y también los platos típicos de estas fechas. Por ello, en Casa Amella ya ofrecemos los barquillos y los galets de Navidad que solo tenemos durante esta época, pues de hecho, es cuando tienen sentido y apetecen.

Nuestras barquillos son de tres variedades diferentes: barquillos artesanos (los de toda la vida), barquillos artesanales con chocolate (con sabor a cacao intenso) y barquillos artesanales con chocolate blanco (para los que buscan sabores más dulces). Los prepara para nosotros con delicadeza un pastelero de El Berguedà.

Los galets de Navidad se elaboran en Moià con sémola 100 % de trigo duro. Para que no se deshagan ni se peguen, se dejan reposar durante dos días a baja temperatura y eso garantiza su máxima calidad. Una vez secos se envasan a mano con mucho cuidado. Así tú puedes degustarlos enteros y bien sabrosos.