Aunque hacer una crema de verduras es muy sencillo, muchas veces no tenemos tiempo. Para esos casos, lo mejor es escoger una crema hecha con producto orgánico y de temporada, y sin otros ingredientes que aquellos que utilizamos en casa.

Aunque tengamos el trabajo hecho, siempre podemos enriquecer una crema para que sea mucho más nutritiva.

En este caso le vamos a añadir brotes de lentejas, semillas de cáñamo peladas y semillas de chía. Así le damos una textura más compacta a la crema, pero dejándola igual de ligera.

 

Para 2 personas

Ingredientes

  • 1 bote de crema de verduras Bio Casa Amella.
  • 2 cucharadas soperas rasas de semillas de chía
  • 2 cucharadas soperas colmadas de cáñamo pelado
  • Un puñadito de brotes de lentejas
  • Sal, pimienta al gusto

Preparación

  1. Añadimos las dos cucharadas soperas de semillas de chía al bote de crema de verduras y removemos.
  2. Dejamos que repose para que la chía se active y se hinche, mínimo 3 horas.
  3. En un cazo, calentamos la crema sin llevar a ebullición en el caso de querer consumirla caliente.
  4. Salpimentamos al gusto y servimos en dos boles.
  5. Añadimos a cada bol una cucharada colmada de semillas de cáñamo pelado y unos brotes de lentejas.

 

Observaciones

Sabías que la crema de verduras Casa Amella la podemos elaborar sólo de diciembre/enero a mayo/junio? El Motivo es por qué la elaboramos con verduras típicas de los meses de otoño e invierno. Los principales ingredientes son la coliflor *, espinacas * y cebollas * (94% en total), aceite de oliva virgen extra Arbequíno *, infusión de hierbas de Provenza *, y sal marina. (* = De Agricultura ecológica).

La naturaleza es sabia. Comiendo productos de temporada damos a nuestro cuerpo las vitaminas que más necesita según la época del año.

 

Receta elaborada por Marta de mi dieta vegana para Casa Amella.