El consumo de carne en nuestro planeta no para de aumentar. Desde 1980 hasta nuestros días ha aumentado un 40%. Solo en España se consumen más de 90kg de carne por persona al año, lo que nos coloca como el segundo mayor consumidor de carne de toda Europa. Este consumo desproporcionado de proteína animal y sus derivados, no tiene solo consecuencias preocupantes para nuestra salud, sino también para la de nuestro planeta.

Aunque diversos expertos en seguridad alimentaria critican las “carencias” del informe de los expertos de la ONU sobre la necesidad de imprimir un cambio de modelo alimentario, con más consumo de vegetales y menos carne asociada a altas emisiones de gases. Censuran que no se resalte la necesidad de consumir preferentemente productos locales, para evitar el transporte de alimentos a larga distancia, lo que lleva aparejado fuertes emisiones de gases de efecto invernadero.

Alimentos locales

De nada nos sirve reducir el consumo de carne si seguimos comprando alimentos importados de zonas lejanas. Así, sólo estaríamos sustituyendo las emisiones de gases ligadas a la producción del alimento por las vinculadas al transporte”, declara Gustavo Duch, coordinador de la revista Soberanía Alimentaria y con el que estamos totalmente de acuerdo.

Tips para reducir este peligroso modelo alimentario.

  1. Seguir una dieta tradicional: Recuperar lo que comían nuestros abuelos es una buena manera de saber elegir y preparar los menús.
  2. Tenemos que adaptarnos a lo que producen nuestros ecosistemas, ya que nos ofrecen alimentos que necesitamos para nuestro sustento.
  3. Aumentar la ingesta de verduras, frutas, cereales y legumbres de origen local.
  4. En el caso de la ganadería, el cambio pasa por abandonar la ganadería industrial y dar prioridad a la ganadería extensiva ecológica, ya que comporta menos emisiones de gases invernadero y procura un mayor bienestar animal, y ayuda a retener el carbono en el suelo.

Cuando comenzamos a elegir qué comer para respetar nuestro cuerpo y nuestro entorno, estamos practicando la alimentación consciente.