Los productos ecológicos ofrecen muchas ventajas respecto a los tradicionales, razones de peso para decantarse por ellos:

– Son más saludables porque están libres de pesticidas, antibióticos, fertilizantes sintéticos, aditivos y conservantes; eso permite que el organismo asimile mejor los nutrientes sin alterar las funciones metabólicas. En la agricultura ecológica no se permite el uso de organismos genéticamente modificados (OGM).

– Respetan el medio ambiente, evitando la contaminación de la tierra, el agua y el aire. Este camino de producción de alimentos respeta la fauna, protege la biodiversidad, genera menos gases de efecto invernadero y no produce residuos contaminantes.

-Preservan la vida rural, la cultura y la tradición del campo. Crean puestos de trabajo, permiten una relación más armónica del hombre con la tierra, liberan de la dependencia de grandes multinacionales, y se suelen regir por los criterios del comercio justo, facilitando un reparto más igualitario de los beneficios.

– Aportan más calidad y sabor ya que han vivido un proceso natural, y se han desarrollado de forma más sana, conservando el auténtico aroma, color y sabor, aunque a veces el aspecto exterior no sea tan atractivo como otros productos convencionales que están modificados para tener una mejor presentación. Otra ventaja es que se conservan más tiempo.

 

Y porqué local?

  • Es beneficioso para la Economía local.Apoyas el desarrollo sostenible de sus tierras, con ingresos los agricultores permanecerán en ellas y las utilizarán para producir alimentos.
  • Conoces el origen de tus alimentos. Siempre es más reconfortante sentarte a comer sabiendo de dónde proceden los productos.
  • Los productos locales son más frescos.Los productos que recorren largas distancias largas distancias pueden llegar a estar semanas en congeladores.  Sin embargo, al comprar local estamos obteniendo un alimento cosechado en el momento óptimo de maduración.
  • Mejor sabor. Un producto recolectado ayer tiene mucho más sabor y propiedades nutricionales que uno recolectado hace semanas y que ha sido mantenido artificialmente en cámaras.
  • Comemos productos de temporada. Al consumir productos locales automáticamente comemos productos adaptados a cada temporada.

Seleccionar los productos que adquirimos en función de su procedencia nos ayudará a tener un modelo económico más sostenible, más respetuoso con el medio ambiente, con nuestra salud y en definitiva con nosotros mismos.