El consumo ecológico está creciendo. Cada vez son más las familias que consumen alimentos ecológicos de manera esporádica. Estamos convencidos de que si no lo hacen más es por dos razones: el precio y el canal.

En Casa Amella siempre hemos tenido muy claro que queremos llevar la alimentación ecológica y saludable al alcance de todos.Como más personas consuman alimentos ecológicos, mejor. En sus casas, en escuelas, en hospitales, en guarderías, en comedores sociales, en restaurantes, etc. Porque? Por diferentes razones de sentido común: medioambientales, económicas, emocionales ... y sobre todo sanitarias. La salud es el mejor tesoro que tenemos. Por este motivo, apostamos por reducir los precios de muchos de nuestros productos y por tanto, reposicionar nuestros PVPs los establecimientos gracias a vuestra confianza constante que nos está permitiendo trabajar con mayores volúmenes y aumentar en competitividad y eficiencia en nuestras dos fábricas.

A diferencia de fabricantes que para reducir precio sacrifican en calidad, nosotros mantenemos la calidad de siempre. Con las mejores máquinas, los mejores equipos de personas y los mismos agricultores de proximidad que cada vez nos plantan más hectáreas. Un cambio, un punto de inflexión que hemos empezado a aplicar desde este septiembre.

Otro cambio para acercar la alimentación ecológica es el canal. Queremos que pueda llegar de la forma que desee. Es por este motivo que queremos que pueda encontrar nuestros productos los mejores establecimientos de Cataluña, España y en todo el mundo. Desde una tienda, a un supermercado de barrio, a un establecimiento especializado, hasta una gran superficie que porque como bien dice Ángeles Parra, directora de BioCultura:

«Un agricultor que vende su producción a una gran superficie es un» traidor «? Alguien que compra mayoritariamente en tiendas especializadas pero que también consume en grandes superficies cuando es necesario (algo que todos hacemos, el confesamos o no) es un «ardilla»? Una empresa eco de «toda la vida» que decide seguir creciendo con la entrada de «gran capital» «se ha vendido al enemigo»? Hay que seguir trabajando con conciencia, apostando por el mejor, pero sin ir por la vida de ermitaños. Ni de sesudos. Ni de superiores. No podemos trabajar de espaldas a la realidad diaria. No sería sano, ni mental ni emocionalmente. «

Y es que al final, sois vosotros, los consumidores, quienes realmente nos elegís. Sólo queremos y tenemos que facilitaros las cosas. Para una alimentación más consciente, más ecológica, local y de temporada que es lo que nos gusta hacer y sobre todo sentir.

 

Muchas gracias,

 

Dani Amella